Orgullosa derechita cobarde

La verdad que cada día me sorprendo más con estos nuevos partidos que surgen para canalizar el, a veces, más que normal descontento de los votantes con los partidos tradicionales. Quizás  se haya perdido esa conexión con la realidad y los nuevos chicos del barrio hayan sabido llegar mejor a sus inquietudes, pero los que somos derechita cobarde, en palabras de ese Mesías con barbita  y caballo, está claro que tenemos más que aportar que esos John Wayne venidos a más.

Ser derechita cobarde para el señor de VOX es aplicar la Ley, respetar la Constitución y a las personas. Es respetar al que piensa distinto para poder elegir desde una posición de igualdad lo mismo para mí. No necesitamos un anuncio propio de las pelis de las sobremesa de 13TV para trasmitir nuestro mensaje, y lo más importante, nuestras medidas para mejorar España. Tenemos la experiencia de nuestro lado y, lo más importante, un curriculum más amplio que las dos líneas que ocupa el de Abascal.

El concepto “derechita cobarde”, repetido igual que Coca Cola en su día con el “Sensación de vivir”, dura lo que se tarda en entrar en Google y comprobar que todas las afirmaciones del señor Abascal son mentira, inexactas o auténticas estupideces. Cojamos las estadísticas sobre denuncias falsas en Violencia de Genero o las ventajas de tener una escopeta bajo la cama, y vemos como ninguna aguanta un mínimo escrutinio racional ni se escapa de formar parte del argumento de una tira cómica. Read more

Con lo guapo no se come.

Tengo una amiga que siempre repite lo mismo: “Con lo guapo no se come”, cuando se trata de valorar la apariencia de una persona. La verdad que sobre el papel es una reflexión saludable, pero es innegable que la primera toma de contacto con una persona (vale para una prenda, zapatos, piso de alquiler o a comprar, lo que sea) es visual, y de ahí que lo que nuestros ojos ven, nos inspira una primera impresión.

Pedro Sánchez debió pensar lo mismo a la hora de idear su gobierno. La primera impresión tiene que ser buena, que impacte. Intentó lo mismo que cuando te preparas para la primera vez que quedas con alguien a quien quieres impresionar o cuando vas a una entrevista de trabajo. Buscas que tu primera impresión, y la que se fije al principio, sea la buena, sea lo guapo. Y he de decir, que durante buena parte de la mañana lo ha conseguido. Read more

Comienza la fiesta.

El día de la toma de posesión de Pedro Sánchez como Presidente, publica Expansión: El programa económico de Sánchez: subida de impuestos de 6.500 millones. De ser cierto, y no faltar a su palabra una vez más, empieza la fiesta (y la compra de votos) a cargo del contribuyente.

Entre las medidas propuestas para aumentar la recaudación, el socialista propone lo fácil, más impuestos. Subidas de 10 céntimos el Diésel, mayores tipos a quien se esfuerza y triunfa, mayores tributos a las empresas para que no se les ocurra tener más dinero para invertir en expandirse, crecer y generar empleo, en lugar de entregárselo al Estado para que los distribuya entre sus caladeros de votos. Read more

No olviden su cara

No olviden su cara, recuerden bien a este señor. Si aún queda gente que no lo conozca, se corresponde con la de Pedro Sánchez Pérez – Castejón, sorprendentemente aún, Secretario General del PSOE que lo ha reducido a su mínima expresión, al peor resultado histórico. Es el candidato que no dimite con 85 diputados, tampoco con 90, mientras que otros con más dignidad, asumieron que 110 y 120 era una derrota sin paliativos.

Es el rostro del perdedor que se niega a reconocerse como tal, y obcecado en que está llamado a algo más grande que los españoles, una y otra vez le niegan, insiste en querer conseguirlo. Read more

Gracias a los españoles

Gracias a los españoles, el Partido Popular ha sido el más votado, con diferencia, en las elecciones del pasado fin de semana. Tanto en Cangas del Narcea, como en Asturias y en España, hemos aumentado la ventaja, solo, única y exclusivamente, porque los españoles han metido la papeleta con nuestro nombre en la urna.

Gracias al libre albedrío de cada uno de nuestros casi ocho millones de votantes, hemos pasado de los 123 escaños de 2015 a los 137 de este 2016. Ha sido gracias al deseo de estabilidad de los españoles, que Mariano Rajoy aumentó en catorce diputados su representatividad en las cortes, como ha sido deseo del cuerpo electoral patrio, que todos los demás la pierdan. No hay buena obra sin recompensa, ni mala sin castigo. Read more