La gestión económica ruinosa, y el no pagar lo que se gasta, ha vuelto con fuerza, y si nadie lo remienda, para quedarse, con el beneplácito de algunos, al menos, durante tres años más. El pasado que con tanto trabajo costó al equipo de Fontaniella dejar atrás, está recuperando terreno a marchas agigantadas, al punto de verlo ya acercarse por el espejo retrovisor. Nuevamente, en Cangas del Narcea, se habla de impagos a trabajadores, deuda que no se explica desde la lógica y empresas que tienen que esperar por decreto, a cobrar cuando al Concejal de turno y al alcalde del PSOE, les parezca o les venga bien.

Solo ha necesitado 18 meses el tripartito formado por PSOE, Izquierda Unida y FORO, para volver a las prácticas que tan “buen resultado” (espero se note la ironía), han dejado gobiernos donde participaron miembros de la coalición de izquierdas. En 4 años, el gobierno de IU acumuló, solo en facturas guardadas en cajones, más de 4,5 millones de euros de deuda. En este caso, y solo en año y medio, ya se ven impagos a empresas desde junio.

Los trabajadores municipales sufren las consecuencias del pacto incumplido con Álvarez Carro. El gobierno municipal empieza a adeudarles salarios y complementos, recordando los tiempos en que Martínez dejó la caja vacía.

Otro síntoma de mala política que renace, lo padecen los autónomos que cobran en diciembre facturas de junio. En mayo del 15, todavía bajo gestión popular se pagaban las facturas de abril de ese año, a 30 días.

Y como no, COFECA, ejemplo de gestión opaca y confusa por parte del Ayuntamiento donde las haya. Después del desastre organizativo de Narcenatur, con imágenes desoladoras de una villa vacía en plena feria, llega la ruina económica de Festejos.  Aquí la organizativa, como no depende solo de ellos, si no de gente que sí sabe dónde tiene la mano derecha, está a salvo, de momento, porque hasta en eso parecen querer meterse.

En unas cuentas nada claras, donde se ven unos gastos, pero no los ingresos que estos deberían generar, se presenta ya una deuda de 25.000 euros, todo ello, a pesar de contar con 20.000 euros más de presupuesto.

cartel-toy-story
Cartel anunciador del espectáculo de Toy Story en La Himera

Un ejemplo de opacidad en las cuentas, es la actuación de Toy Story en el Recinto Ferial de La Himera. El espectáculo costó a la Comisión de Festejos 8143,30 euros (6146,80 el espectáculo y 1996,50 el montaje de sillas y escenario), y sin embargo, en el apartado de ingresos, no aparece por ningún lado el dinero recaudado a 12 € la entrada anticipada y 15 en taquilla ¿No fue nadie a verlo?

Este ejemplo, desmonta por completo la excusa con que la Concejal de Festejos intenta justificar la ausencia de ingresos por taquilla. Según la responsable del área, en declaraciones a El Comercio, las empresas cobraban las entradas y COFECA pagaba la diferencia. ¿Nos quiere decir a los cangueses que 6146 euros es solo la diferencia del total del caché? ¿Cuántas entradas se vendieron? ¿Cómo se puede fiscalizar que ese dato se ajusta a lo presupuestado?

La opacidad de las cuentas también se manifiesta en el espectáculo de ABBA, donde no aparece el gasto, ni tampoco, el ingreso de las entradas (ni el del bar que se montó para el espectáculo).  Si aparece el coste de las sillas, 2359,50 €, y el coste de la SGAE, 370,26 €.  Siguiendo su rocambolesca teoría de la diferencia ¿Nos intenta vender la moto de que quedaron, como se dice vulgarmente, “a pre”? No se lo creen ni ellos.

Todo es muy feo, y confuso. Sonorizaciones para una artista, por 600 euros, cuando se usó la de otro grupo que también tiene su oportuno pago en las cuentas, y cosas similares, dejan más luces que sombras en las cuentas de COFECA que, algún responsable municipal, debería explicar más pronto que tarde, para despejar todas las incógnitas.

El pasado y

El Comercio 4/12/2016
Artículo de El Comercio, donde se denuncian las irregularidades del Tripartito en COFECA

a está aquí, y ha venido para quedarse. Hemos retrocedido por el capricho de algunos de poner a un gobierno que ni eligieron ni quieren los cangueses. Se veía venir, y no hay que ser muy perspicaz, porque si pones a los que arruinaron al Ayuntamiento, nuevamente al timón, lo lógico es que, a las mismas políticas, se obtengan los mismos resultados. Es decir, deuda e impagos por doquier.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *