Cuando uno se pone a escuchar el audio de un conocido programa de radio, donde José Manuel Martínez va a dar su, como siempre, peculiar versión de los hechos, ya da por sentado que son minutos que nunca va a recuperar (y en esta semana van dos si contamos la intervención bipolar de José Víctor). Lo que no se espera, y que yo sepa aun no ha sucedido, es que de su boca salga alguna verdad, algo que se ajuste fielmente a lo que sucede. 

No me espero un: “Sí, arruine al ayuntamiento y busco a quien culpar”, pero algo de autocrítica cuando tienes en tus espaldas tres sentencias del Tribunal de Cuentas (en el resto a pesar de no ser culpable directo, si dice el Tribunal que se perdió dinero) es algo que se espera de quien debe dar ejemplo por ser la referencia de un partido político con representación municipal. No cabe en cabeza ajena, pero así es, Martínez es el Coordinador de Izquierda Unida, o al menos así se presenta.

En esta ocasión, he de reconocer que estuvo a punto. Le faltó el pelo de un calvo para decir una verdad completa. Lástima que lo que parecía un arrebato de sinceridad, se quedó en la frase que resume a la perfección, tanto sus principios como sus nociones de economía básica. En esa frase, Martínez nos da una explicación de como desde el Ayuntamiento, se jugaba con el pan y el sustento ajeno.

En un momento de la entrevista, el coordinador de Izquierda Unida toma aire y dice, así como el que no quiere la cosa:

“Fontaniella lo único que hizo fue pagar 4 millones en facturas que estaban sin pagar porque no había dinero”.

Esta frase, sin más adornos, define por completo al personaje y nos da una idea de cómo funciona su ética personal. Yo quiero gastar, y lo gasto aunque no tenga dinero para pagarlo. Ole por él.

Había más de cuatro millones de euros en facturas sin pagar porque el Ayuntamiento no tenía dinero, lo cual, a alguien decente le llevaría a preguntarse: ¿Por qué el ayuntamiento encargó cosas que no podía pagar? ¿Se imaginan yendo a un Restaurante, cenar a cuerpo de Rey, y después a la hora de la cuenta decir que no lo pagas porque no tienes dinero? ¿Se creen que se irían o llamarían a la policía?

Pues Martínez e Izquierda Unida lo ven de lo más normal, es más, le quitan mérito a quien cumple. Para ellos, pagar lo que se consume debe ser de pardillos. Con estos principios, bien haríamos en no olvidar que la gente que piensa así, ha vuelto a gestionar Hacienda y Obras.

Pero como decía, si bien ha estado a punto de ser sincero, se quedó en un quiero y no puedo, será la poca (o ninguna) costumbre.

Fontaniella hizo más aparte de pagar esos 4,2 millones. Desde 2011, el PMP, promedio medio de pago o tiempo que tardan en cobrar los proveedores, se redujo de los 202 dIMG-20160826-WA0006ías de Izquierda Unida a los 54 días de 2014. Además, pagó las expropiaciones que hicieron el PSOE e Izquierda Unida, y las subvenciones que hemos tenido que devolver por la gestión de Izquierda Unida, y que le valieron tres condenas al ex alcalde.

Y volvemos a otra gran mentira de la contadas en la radio, debiendo creer que todo cuela.

En la entrevista critica que Fontaniella se atribuya una reducción de deuda que no es tal, porque no incluyó toda la deuda. Se olvida contar, que esa deuda no la incluyó él,  ya que las sentencias que condenan al Ayuntamiento a pagar más, en concepto de expropiaciones, son de 2010, cuando él todavía nos dirigía al abismo.

Da igual, si debes un millón y bajas a 500.000 que si debes 2 millones y bajas a 1,5 millones, la reducción es de 500.000 en los dos casos, te pongas como te pongas, y lo maquilles como te dé la gana. Este principio matemático básico, es el que tanto él, como su protegido, José Víctor del PSOE, ignoran por conveniencia política.

Los hechos son cabezotas, el Partido Popular redujo la deuda neta del Ayuntamiento de Cangas, pagó las expropiaciones, los pufos de WhatsApp Image 2016-08-29 at 23.37.53Martínez y devolvió las subvenciones que el malgastó y que le cuestan el embargo de sus bienes personales (de momento porque las tres imputaciones penales están ahí, en investigación). Nadie, ni siquiera la sindicatura ha puesto eso en duda en ningún momento, es más en su informe cita expresamente cuando se paga. Solo discuten cuando apuntarlo.

Las explicaciones deberían darlas los que dejaron todos esos pufos, ya que de no estar ahí, de no haber querido el PSOE e Izquierda Unida expropiar a todo el mundo para sus caprichos, de haber gastado correctamente las subvenciones que se piden y de gastar solo lo que puedas pagar, hoy Cangas del Narcea no debería nada.

Si quieren hablar de la deuda, y discutir donde apuntarla, hablen también del por qué y de dónde sale. Así reconocerán que pagarla como se hizo, reducir de los más de 10 millones a los 5,9 actuales, tiene mucho más mérito que el que los pufistas nos quieren hacer creer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *