El Canguelo, palabra reconocida por la RAE que significa: miedo, temor;  empieza a notarse en el ambiente de Ferraz. Según las cosas empiezan a cambiar, el nerviosismo se apodera del candidato a la Presidencia del Gobierno . No se puede decir que estemos como en 2008, pero sí mucho mejor que aquel 2011 cuando nos deshicimos del Presidente Zapatero. Cuatro años de gobierno popular y lo que era un paro desbocado e indomable, empieza a ser creación de empleo, para desgracia del candidato socialista, empeñado en silenciar al gobierno y que no se note la recuperación hasta el 21D

A Pedro Sánchez le ha entrado el canguelo y la Junta Electoral Central le ha venido ha echar una mano, imponiendo al gobierno una censura del todo surrealista. Le han dado una palmadita en la espalda y cantado una nana al PSOE para que se duerman en paz, estén tranquilos y sus sueños de ganar las elecciones no se vean truncados. No quieren tener pesadillas con una España próspera.


Es absurdo que si la economía española va bien, el paro desde 2011 ha descendido gracias a las reformas de Mariano Rajoy (sobre todo, aunque no exclusivamente, con la reforma laboral), desde el Gobierno Central no se pueda decir. No hablamos de cartelería ni grandes actos que podrían parecer ostentosos y claramente propaganda electoral. Hablamos de análisis del propio Ministerio y ruedas de prensa. Hasta enero nada de comentarios salvo  que sean malos, que si no lo dices, seguro que te acusan de ocultar información.

Es destacable, e injusto, que quien denuncia, sea precisamente el que niega esos datos y los pone en tela de juicio. Es el mismo partido que desde el gobierno, en 2008, negó sistemáticamente la crisis, como reconoció posteriormente Pedro Solbes, únicamente por motivos electorales.

¿Qué tienen que temer si niegan esos datos de recuperación una y otra vez? Si no quieren que se digan es porque en verdad, lo que quieren es hurtar a los españoles una información que les puede ayudar a elegir. Información que puede desequilibrar las elecciones, y les viene mal a quienes aspiran a asaltar la Moncloa, solos o en compañía, que cale en la gente el ánimo y un poco de optimismo. Y sobre todo demuestra, que por mucho que hagan ruedas de prensa fingiendo preocupación, los datos son muy pero que muy buenos.

Buscan ganar, pero a cualquier precio. En 2008 negaron la crisis de forma consciente porque enturbiaba su discurso triunfal, y hoy cuatro años y 300.000 parados menos, optan precisamente por lo contrario, por exigir que solo se oigan sus mentiras y tildar de injusto desmontarlas.

Si se opta por prohibir un análisis de la situación porque es positivo, tampoco se debería permitir a cargos socialista, desde CCAA, hacer balances catastrofistas. La premisa es la misma, pueden influir en el voto porque “vulnera la igualdad electoral entre los actores electorales”.

El miedo es libre y está claro que Pedro Sánchez tiene y mucho, pero los españoles de a pie, tenemos derecho a conocer como va la economía, tanto si va bien como si va mal. Tenemos derecho a poder debatir propuestas y que no se imponga una autentica mordaza a la información.

Han obligado a retirar comentarios como:”[…] el empleo juvenil hoy crece y lo hace a buen ritmo, al 11,5% entre los menores de 25 años, más del triple que la media y hay 237.400 parados menores de 30 años menos que al inicio de la legislatura”. Sin duda alguna, textos que ponen en jaque el discurso socialista, pero supone un certero análisis de la situación.

El PSOE quiere mentir y que nadie le rebata, y por desgracia la Junta Electoral le da la razón. Espero que los españoles sepan valorar la diferencia entre crear empleo y destruirlo, garantizar las pensiones o congelarlas, subir los impuestos o bajarlos, y sobre todo, entre  el miedo socialista y lo que es un resumen sincero de la situación. Por mucho que se empeñe el PSOE, la verdad no es fácil de esconder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *