Saltar al contenido

Tres veces prometido, ninguna ejecutado

mataderoLa candidata a la alcaldía, al menos sobre el papel porque en la práctica José Manuel Martínez ejerce de líder, aunque oficialmente sea “solo” jefe de campaña; se ha hartado de acusar al gobierno del Partido Popular de mentir, engañar y de no hacer nada. Ha querido comparar aquel gobierno del que da los mítines en su lugar, el gobierno de las subvenciones que había que devolver, con el de José Luis Fontaniella. Hay cosas que aparte de no tener comparación, entran directamente y por la puerta grande, en la categoría de humor absurdo.

En 2009, el hoy jefe de campaña de Laura y tres veces imputado, anunciaba a bombo y platillo ante ganaderos del concejo, que las obras del matadero en la parcela de Tebongo  comenzarían ese año. Afirmaban también que tenían 300.000 € y que su gestión sería 51% a través de privada (animando a los ganaderos a formar parte de ella) y 49% pública. De esas promesas no quedan ni las raspas.

No solo no se construyó el matadero sino que hubo que devolver el dinero que le entregaron a Martínez para el proyecto. Por supuesto de los 14 empleos que prometió sin ruborizarse, y del ente privado-público que lo iba a gestionar,  no se ha vuelto a saber nada.

La parcela del matadero en el polígono de Tebongo ahí estuvo sin ocupación, hasta que un gobierno, que en lugar de reunir a los ganaderos en una sesión de cuentacuentos decide arremangarse y hacer las cosas, logra hacerla realidad con todo en contra.

El matadero que sí construye el Partido Popular de Cangas del Narcea, y su alcalde y candidato José Luis Fontaniella, es real, se puede tocar, ver y fotografiar para enseñar a los vecinos incrédulos. El de Izquierda Unida, solo se puede leer como lo prometían en la prensa, como afirmaban tener el dinero y como defraudaron después, a todo el concejo, cuando se pudo comprobar al tener que devolver las subvenciones, que se habían gastado el dinero para él, en cosas que nada tenían que ver con la infraestructura en cuestión.

Martínez, en 4 años de legislatura, anuncio 3 veces el matadero para no hacerlo ninguna. Lo hizo en marzo de 2009, en una entrevista en abril de 2010, y finalmente, con las elecciones, en marzo de 2011, cada año como un reloj suizo.

En la última, Martínez el fantástico añadió más detalles a su fábula. Según él, el Gobierno del Principado (formando parte de él Izquierda Unida, deberíamos haber supuesto que mentían); iba a invertir 550.000 € en el proyecto. Cantidad esta, que por supuesto no se vio por ningún sitio, y que nos hubiera venido muy bien, si no resultara tan real como el hombre del saco.

No contento con mentir, y prometer una infraestructura para la que ni tenía dinero como dijo, ni tenía planes como se demostró, en esta nueva legislatura que termina, vuelve a nombrarlo como si formara parte del discurso recurrente de Izquierda Unida, parece su mantra, el comodín que utilizar cuando te quedas sin ideas.

Veinticinco años costó a Cangas del Narcea tener un solo matadero (legislaturas de PSOE,  Izquierda Unida y PSOE – IU en coalición) para que una vez hecho aún tengamos el castigo de tener que soportar a Laura Álvarez, repitiendo lo dictado por Martínez y prometiendo otro nuevo. Más que una promesa parece una frase ritual de su partido.

Parece que la sequía de ideas en la formación de izquierdas, les aboca a tener que reciclar lo antiguo aunque no tenga sentido 11ni utilidad práctica. Tanto les va el reciclaje que hasta se atreven con los candidatos.

MartínezLa última moda que Izquierda Unida pretende extender por la política canguesa, es la de tener una candidata que no hable. Una candidata que escuche como su jefe de campaña se dirige al electorado, mientras ella lo mira atentamente, y casi diría que embelesada. Es curioso que quien aspira a ser alcaldesa no explique su proyecto y lo haga otro por ella. Bien podría parecer, y lo parece, que en verdad la señorita de IU es un títere necesario, porque presentar a Martínez en un cartel, sería arriesgado mientras no se dé por concluido su periplo por los juzgados. Tantas imputaciones podrían llevar a que en lugar de “Es tiempo de Izquierda” el cartel pusiera por encima WANTED y debajo la recompensa.

Publicado enPolítica

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…