Menos exigir y más trabajar

psoe-gana-elecciones-asturias-lejos-mayoria-absolutaJavier Fernández, para quien no lo conozca que será la mayoría porque no es que se prodigue mucho en su labor, es el Presidente del Principado de Asturias, socialista de ADN y jefe de José Víctor.

A nuestro presidente regional no se le ha ocurrido otra idea que exigir, verbo grueso que emplea mucho el partido socialista, la autovía a Cangas del Narcea, reconociendo que tenemos un problema de comunicación pero sin asumir la culpa que le toca en que ello siga así.

Los socialistas son mucho de pedir a los demás pero de hacer poco ellos. Es más fácil hablar que trabajar y eso al final se nota en los resultados.

Sobre la autovía que exige con tanto fervor, deberíamos recordarle que el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero se encargó de proyectarla, pero se olvidó de destinar fondos, en un “olvido” similar al que se produjo con los 3500 millones de fondos mineros que, con la ayuda inestimable de los sindicatos, perdió Asturias .

No se olvidaron sin embargo de paralizar la autovía  a La Espina, como muestra que de todo Asturias, los vecinos del suroccidente somos los que menos importamos.

Entre los que menos importamos también debemos incluir a sus amigos de carnet del PSOE, que fueron incapaces (porque ni lo intentaron o quizás porque su peso es mínimo) de hacer algo porque Cangas del Narcea en particular, y el suroccidente en general, no se viera condenado al ostracismo y a vivir una década por detrás de los asturianos, en lo que a infraestructuras se refiere.

El gobierno del PSOE solo mira para nuestra comarca para despreciarnos y quitarnos cosas. Solo le interesamos para sus fines y nunca miran los nuestros.

Si se mueren osos en Proaza y necesitan reponer, aquí está Molinera; pero si necesitamos una carretera que nos una con Oviedo en condiciones dignas, ayuda para un matadero de salud o una Residencia para nuestros mayores, ahí nos busquemos la vida, eso no les importa.

No les importa por una razón poderosa, y es que el socialismo cangues no pinta nada en Oviedo, y el de Oviedo no pinta nada en Madrid. El peso de Javier Fernández es tan pequeño, que ni siendo presidente regional, y gobernado el PSOE en dos regiones solo, es capaz de pintar algo en la ejecutiva de Pedro Sánchez. Se le tuvo que inventar un puesto florero para que no volviera a Asturias demasiado avergonzado.

Visto como el socialismo asturiano no importa, no debería extrañarnos que los utilicen para tareas desagradables. José Víctor tiene que defender el cierre de escuelas por parte de la Consejería de Educación y Javier Fernández exigir autovías, que si no están hechas, es porque el PSOE nos negó el dinero para ellas y solo las utilizan para rellenar líneas de su programa. Al final tanto uno y otro sirven a  un interés mayor que ni somos los cangueses, en el caso del primero, ni los asturianos en el del segundo. El único interés que cuenta es el de quien está en la punta de la pirámide, y que no se entera (ni le importan) las necesidades reales de la gente.

Está muy bien que Javier Fernández salga a que le de algo el sol, porque tanto despacho blanquea, pero cuando lo haga que mire que necesitamos, luego que piense que puede hacer él; y cuando lo haga, cuando nada más esté en su mano, entonces será el momento de pedir a los demás.

Manuel Menéndez

Nacido el 5 de julio de 1977, en la actualidad soy Asesor Jurídico en Educación, Deportes y Salud Pública en el Ayuntamiento de Oviedo, y opositor a Funcionario de la Administración Local con Habilitación de Carácter Nacional, categorías Secretaría de Entrada y Secretaría - Intervención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *