Gobernar para Todos

20150501105356El PSOE se presenta a las Elecciones Municipales y Autonómicas con un eslogan que deja claras sus ideas, gobernar para unos y a los demás que les den.

Frente a la propuesta de gobernar para la mayoría, es decir, para un grupo concreto de personas; está el gobernar para todo el mundo, algo que es obligatorio en todo cargo político sensato y que es lo que ofrece el Partido Popular.

Se gobierna para todos, sean electores tuyos o no, te hayan votado a ti, IU o FORO Asturias; se gobierna para Cangas del Narcea y sus gentes. Mal va un partido que no tiene aún claro a que se están presentando. Se gobierna para la gente sin mirar qué papeleta depositan en la urna; se eligen representantes para solucionar problemas, los tenga quien los tenga, y no para provecho de un grupo determinado de personas, sean mayoría o minoría.

El Partido de José Víctor no se esconde al lucir la extorsión en su eslogan. Prometen Gobernar para la mayoría pero luego resulta no le hacen ascos, a que si esa “mayoría” escoge otro partido, juntarse con los minoritarios (o con quien sea) para pillar cacho. El PSOE e IU tienen un pacto para gobernar aunque la mayoría le dé el voto al PP ¿Cambiarán entonces el eslogan por “gobernar a cualquier precio”?

Pero lo grave no es que lleven la mentira serigrafiada en sus carteles (pues la mayoría solo importa si es la suya), lo grave es que realmente es lo que creen. Se creen que se deben a una parte, no al todo, y se muestran orgullosos de ello. Lo lucen como un valor añadido y no como una muestra de apología de la discriminación. Hablan de ADN, y no podría estar más de acuerdo, solo a un partido sectario se le podría ocurrir ese lema, es pura genética.

Gobernar para la mayoría es discriminar a la minoría, es decir  a la gente que o nos votas o atente a las consecuencias. El PSOE abandona directamente el convencer y se pasa al método siciliano de dar como alternativa, pagar por la protección o sufrir las consecuencias ¿Asignarán las inversiones para las zonas en función de los votos de la mesa correspondiente? ¿Si en tu mesa no ganan, tendrás cuatro años de castigo hacia la pared?

Pero leyendo ese eslogan, podemos entender muchas cosas sobre la idea de país y concejo que tiene el PSOE, es más, leyéndolo podemos alcanzar a entender muchas cosas que han sucedido estos cuatro años, y conocer los motivos por los que José Víctor se callaba tanto ante los problemas de los cangueses, no éramos la mayoría que interesaba a sus jefes de la FSA en Oviedo.

Será por eso de gobernar para la mayoría, que el Principado no nos arregla carreteras, no nos promociona turísticamente, no cumple sus compromisos con Corias, no permite la ampliación de la estación de esquí de Leitariegos, hasta que no le queda más remedio y se presentan alegaciones al IGI, que es necesario maquillar; nos cierran escuelas y en las que dejan abiertas en lugar de ladrillos nos colocan carpas; nos limitan el uso de más del 55% de nuestro territorio, en una suerte de expropiación encubierta, declarando Parque Natural, terrenos que no les pertenecen y sin compensar a sus dueños.

Por eso de gobernar para unos en concreto y no para todos, será que se nos llevan los osos para Proaza, que nos niegan dinero para el matadero, que nos retrasan obras y que para hacer una obra ya presupuestada, te enfangan en trámites burocráticos interminables; sin contar que las subvenciones autonómicas para municipios, se reparten de aquella manera, priorizando los municipios socialistas sobre el resto.

Edmund Burke, en su famoso discurso a los electores el 3 de noviembre de 1774, al referirse a si los representantes están sometidos al mandato de sus electores y deben recibir instrucciones de ellos; sentó las bases de la teoría del mandato representativo frente al imperativo (prohibido por cierto en nuestra Constitución en su artículo 67.2 ), y afirmó  algo que hoy es clave para entender el sistema político democrático  moderno:

 “Vuestro representante os debe, no sólo su industria, sino su juicio, y os traiciona, en vez de serviros, si lo sacrifica a vuestra opinión.“

Defiende Burke, que si bien la opinión del elector es importante, no es necesariamente la que deba imperar pues se elige un representante, que una vez electo, lo es del conjunto y no solo de una parte. El PSOE haría bien en releer a los clásicos.

Cangas del Narcea necesita un alcalde que no mire lo que vota la gente sino lo que esta necesita, que no se mire el color y que no se paguen favores. Necesitamos un alcalde que piense que gobierna para todos y está claro que el candidato socialista se autodescarta.

Manuel Menéndez

Nacido el 5 de julio de 1977, en la actualidad soy Asesor Jurídico en Educación, Deportes y Salud Pública en el Ayuntamiento de Oviedo, y opositor a Funcionario de la Administración Local con Habilitación de Carácter Nacional, categorías Secretaría de Entrada y Secretaría - Intervención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *