Captura-de-pantalla-2015-01-02-23.18.42El PSOE haría bien por una vez, no subestimar la inteligencia de los españoles ni nuestra capacidad para buscar noticias en la red. Desde que existe internet, es mucho más fácil buscar el renuncio socialista. Los que toman las decisiones deben estar tan ocupados vigilando que no les claven puñales en la espalda sus propios compañeros, que son incapaces de darse cuenta que el resto del mundo, la sociedad a la que pretenden engañar, tiene fácil comprobar la escasa longitud de sus mentiras. Deben ser más creativos, la próxima vez, si quieren tener éxito.

La última farsa que representa el PSOE, consiste en, con todo el boato del que es capaz la maquinaria electoral de Ferraz, llevar al constitucional la indemnización al Castor.

El almacén Castor fue avalado económicamente por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, sin haber pasado ningún control sobre su viabilidad ni siquiera sobre si la operación era pertinente o no. El gobierno socialista se comprometió a pagar, lo que ahora, sin razón ninguna, recurren al Constitucional.

El gobierno del Partido Popular, al contrario que  siempre hicieron los socialistas, y mirando por el interés general, recurrió la anulación del artículo 14 del Real Decreto 855/2008, que venía a imponer, en caso de extinción de la concesión, una indemnización completa si no existe dolo, negligencia u otra causa que lo justifique; o parcial, en función del valor residual de la instalación, en el caso contrario. El Tribunal Supremo, en una sentencia que sienta jurisprudencia y con el voto favorable de 5 magistrados, da la razón a la empresa y condena al estado a pagar las costas. Quizás el socialismo pretenda no cumplir las sentencias judiciales, igual se creen por encima de jueces y del estado de derecho.

Si los gobiernos socialistas hubieran hecho su trabajo, hubieran recabado los informes pertinentes, pedido más de haber sospechas de terremotos o haber hecho caso a los expertos que alertaron del riesgo sísmico; hoy no tendríamos este problema. Ellos son los causantes, son los responsables de que los españoles tengamos que pagar a Florentino por una excavación que solo trajo desgracias y que mantuvo en vilo a la costa valenciana.

El PSOE usa la justicia como un soporte más de publicidad electoral, no le basta con radio, televisión y prensa para su campaña electoral y su asalto al poder; necesita también el altavoz que significa hacer algo llamativo y con apariencia de digno, algo como decir que es inconstitucional un acto del gobierno. Eso siempre ha sonado bien aunque escasas veces sea cierto.

Van al constitucional porque buscan en su propia basura algo que llevarse a la boca, algún beneficio. En Asturias sabemos bien de ello, que hasta ocho veces Javier Fernández ha recurrido.

Hablan en la noticia de Europa Press, que no se implica al concesionario en las pérdidas, volviendo así, una vez mas,  con la maniobra habitual de ocultar a los responsables de que esto no suceda. Buscan como trileros, distraer la mirada para que no veamos donde está la pelotita, buscando que no parezca quese gestó en los 7 años de desgobierno socialista.

Si quisieran implicar al concesionario en las pérdidas que se pudieran derivar, deberían haberlo incluido en el artículo 14, y debería haberlo hecho quien redactó el Real Decreto, que no fue otro que Miguel Sebastián.

Deberían mantener un poco de respeto por las instituciones judiciales y no entorpecer más, la ya saturada administración de Justicia, con demandas ridículas que buscan el rédito electoral a corto plazo y no la resolución de una discrepancia legítima. La gente valoraría más que mantuvieran su palabra (Pedro Sánchez apoyó la compensación a ACS) que el que hagan lo que acostumbran, mentir cada vez que su boca se mueve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *