De haber seguido Fontaniella.

El próximo 26 de mayo los ayuntamientos tienen que pasar la reválida de las urnas y creo que es el momento de corregir el fallo que por la traición de algunos supuso el cambio de José Luis Fontaniella por lo que hemos tenido estos cuatro años. La candidatura del Partido Popular es, tanto hoy como entonces. la más fuerte, con mejor criterio y programa, de cuantas concurren el 26M, y la única que puede devolver el color a una Cangas del Narcea gris.

Quiero agradecer en esta entrada la confianza depositada estos cuatro años en mi por José Luis Fontaniella y desearle, porque su suerte es la de todos, que sea el próximo alcalde. Motivos no nos faltan para desearlo, sobre todo, porque tenemos el ejemplo penoso de estos cuatro años de mentiras, sectarismo y abandono. Cuatro años de beneficio personal para unos pocos y de dejadez para el resto. Read more

Mentiras sobre el IBI

Es triste pero, en cuatro años casi que llevamos de José Víctor como alcalde, verdades pocas o ninguna. La última farsa con la que intenta confundir a los cangueses y tapar su desprecio por los vecinos o su incompetencia de gestión (a veces cuesta diferenciar que le sucede) es con el IBI. El alcalde vierte en una nota de prensa una sarta de mentiras, como se puede leer en el blog de J.R. Mera de Acebo y Jara, fácilmente desmontables, como se verá si hay la paciencia suficiente.

La existencia de una nueva ponencia de valores, en este caso, solo significa que teniendo 3 años para estudiar esas bonificaciones, como todo lo que ha sucedido este periodo, no lo ha hecho y le ha pillado el toro electoral. Estaba avisado por el Partido Popular pero, en 2015, aún faltaban cuatro años para las elecciones.

Su última gran mentira, el IBI, evidencia la mala suerte que tuvo el Concejo al ser decisivos los poco más de 350 votos del señor sin palabra, hoy en el PSOE, para poner de alcalde  a  José Víctor y amigos. Con otro, se hubiera reducido hace 4 años y hoy no tendríamos que aguantar estas patrañas. Read more

Orgullosa derechita cobarde

La verdad que cada día me sorprendo más con estos nuevos partidos que surgen para canalizar el, a veces, más que normal descontento de los votantes con los partidos tradicionales. Quizás  se haya perdido esa conexión con la realidad y los nuevos chicos del barrio hayan sabido llegar mejor a sus inquietudes, pero los que somos derechita cobarde, en palabras de ese Mesías con barbita  y caballo, está claro que tenemos más que aportar que esos John Wayne venidos a más.

Ser derechita cobarde para el señor de VOX es aplicar la Ley, respetar la Constitución y a las personas. Es respetar al que piensa distinto para poder elegir desde una posición de igualdad lo mismo para mí. No necesitamos un anuncio propio de las pelis de las sobremesa de 13TV para trasmitir nuestro mensaje, y lo más importante, nuestras medidas para mejorar España. Tenemos la experiencia de nuestro lado y, lo más importante, un curriculum más amplio que las dos líneas que ocupa el de Abascal.

El concepto “derechita cobarde”, repetido igual que Coca Cola en su día con el “Sensación de vivir”, dura lo que se tarda en entrar en Google y comprobar que todas las afirmaciones del señor Abascal son mentira, inexactas o auténticas estupideces. Cojamos las estadísticas sobre denuncias falsas en Violencia de Genero o las ventajas de tener una escopeta bajo la cama, y vemos como ninguna aguanta un mínimo escrutinio racional ni se escapa de formar parte del argumento de una tira cómica. Read more

La gran (y vergonzante) mentira del CIS

El socialismo tiene la mala costumbre de contaminarlo todo para perpetuarse en el poder a través de hacerse imprescindible. Lo hace principalmente con políticas populistas que, con la excusa de luchar contra la pobreza lo que hace es eternizarla para, cada cuatro años, volver a ofrecerse como solución. Es conocido que, algo que deberían aprender las tabacaleras, no es bueno acabar con tus clientes y con la gente que te compra, en este caso, el discurso. Otra forma de perpetuarse en el poder es creando una red clientelar en la que te voten, no solo a los que enchufes, sino los que quieren tener la oportunidad de entrar enchufados. Y, por último, manipulando las encuestas y la voluntad de los votantes. En este último punto, encaja la mentira del CIS contada ayer y que reúne dos de los tres presupuestos anteriores, enchufado socialista que manipula encuestas. Read more

Hay peajes que no se pueden pagar.

Una de las primeras cosas que ha dicho la flamante Ministra de Administraciones Públicas es que hay reformar la Constitución para dar encaje al Estatuto de 2005. Entiendo que cuando llegas al poder mediante una moción de censura con el apoyo de los “creadores” de esa bestia jurídica, te sientas en la necesidad de contentarlos, pero no puede ser, nunca, a costa de modificar las reglas de juego y de apagar los cortafuegos que hasta ahora tiene el Estado de Derecho frente a las agresiones independentistas. Hay peajes que, sencillamente, un gobierno que aspire a seguir siendo de todos no puede ni debe pagar, pero es que, además, hay errores que por ser tan manifiestos, no se deberían volver a cometer.

No obstante, en este caso estamos a su entera merced. Pesa más el ansia de poder de quien no gana unas elecciones ni a tiros, que la sensatez a la hora de ejercer un cargo como el de Presidente del Gobierno que representa a cuarenta y siete millones de habitantes, de los cuales, solo siete millones y medio son catalanes. Read more