Desazón, por no decir algo peor, es lo que se transmite en los Plenos Municipales de Cangas del Narcea, con un alcalde como José Víctor que no hace nada, y encima se  muestra orgulloso de ello

Hoy le he felicitado por tener el don de la oportunidad, porque es increíble que siempre habla con alguien el mismo día que tenemos pleno. Siempre sucede lo mismo: le preguntas por un problema que, como casi todos, tiene sin resolver, y ese mismo día, o lo más tardar, al siguiente, ha hablado o va hablar del tema. Al mes siguiente se repite la maniobra, suelta la misma patraña, y tan contentos hasta el próximo pleno de fecha incierta.

Causa desazón oír que ellos se guían por planificación presupuestaria, y ver como en todo 2017 no han tenido las santas narices de presentar un presupuesto al Pleno. Este año pasado, está claro que no ha existido para ellos a pesar de que sí lo hizo para el resto de los vecinos que se preguntan para que sirven sus representantes en el gobierno, y para qué se les paga, en el caso del alcalde, el salario más alto a tiempo parcial de Asturias y superando a muchos con tiempo completo. Se lo preguntan y siguen sin hallar respuesta. Si el presupuesto se concibe como la plasmación económica del proyecto político, el trío que nos lleva al barranco se ha tomado sabático el año pasado.

Entristece ver como al no hacer nada, se suma el desprecio por las necesidades de los demás. Se le pregunta porque narices en dos años no ha tenido la decencia de liquidar la mancomunidad que presidia su amigo Mesa, alcalde de Pola de Allande, y su contestación, con un Sí, sin más explicación, pretende burlarse de la labor de control de la oposición. Con su contestación renuncia voluntariamente a despejar las dudas y la indignación que pesa sobre la consulta de Salud Mental, y por qué, cuatro años después,  los enfermos de salud mental del área sanitaria II siguen teniendo que acudir a un centro que no está adaptado. Es vergonzoso que mercadee con el bienestar de los enfermos por su interés político, y encima, pretenda hacer chascarrillos a su costa.

E indigna el desprecio por sus conciudadanos de IU y el PSOE (en este punto es de justicia indultar a FORO Asturias) al votar en contra y conseguir que no se apruebe la propuesta del Grupo Municipal del Partido Popular de Cangas del Narcea, en defensa de la prisión permanente revisable, He tenido el honor de defender la moción y duele comprobar como priman los intereses electorales de unos pocos, sobre la seguridad de todos.

Con argumentos como que un comité presidido por un Saudí dice que es inhumano, empleado por IU, o el vomitivo del PSOE diciendo que 35 años para un señor que, por ejemplo haya matado a sus dos hijas con una radial,  son suficientes, han votado en contra de la propuesta del Partido Popular que pretende, a esa gente no reinsertada, mantenerla alejada de la sociedad.

 Es vomitivo que el PSOE en su podemización (a IU desde que PODEMOS les paga las deudas y defienden a gente como Alfon o el Lanza que anda matando por la espalda, hay que darlos por perdidos) no tenga ya la cabeza sobre los hombros y mercadee con nuestra seguridad, por cuatro votos arañados en la izquierda radical que, si está en contra de las leyes, no es por su carácter humanitario (cuando ejecutan desde motocicletas es democracia), sino porque serán los primeros en saltársela. El lanza al que defendieron los Colaus y los iglesias, dejó tetrapléjico a un Mosso y a una mujer sin hijo después. La sociedad es consciente de que teníamos un Código Penal laxo, pero el PSOE lleva orejeras y solo ve lo que quiere ver.

Causa desazón y rabia, ver como Cangas del Narcea va a la deriva con un timonel más preocupado de inventarse su próxima mentira, o como agradar a la FSA, que de gestionar nuestros intereses, y sobre todo, de respetar la voluntad de los cangueses. Ya falta menos para el desahucio con votos, del tripartito de la vergüenza. Ya asoma 2019.