A Javier Fernández le crecen los enanos, y no solo dentro de su partido donde estos ya han pegado el oportuno estirón, sino en sus negociaciones para evitar otra prorroga presupuestaria que nos hunda aún más, y nos mantenga en el vagón de cola de la recuperación. Asturias está secuestrada por una izquierda que mira más por un Pablo Iglesias vicepresidente, que por una región que pueda invertir para crear empleo. Necesitamos presupuestos, y Llamazares y León (enfadados pero unidos), lo supeditan a que el PSOE no pacte con el PP la investidura de Mariano Rajoy. Claramente los números importan menos que los sillones.

Read More