Cuando creíamos haberlo visto todo, el alcalde siempre nos sorprende. La última de José Víctor ha consistido en enviar una carta al Principado de Asturias, en nombre del Ayuntamiento, es decir de todos los cangueses, diciendo que no hace falta que el saneamiento se haga cuando mejor viene a los ganaderos. Para argumentar y fingir que no es una orden de su partido, recurre a esos amigos imaginarios que dice tener. Amigos que le hablan, le aconsejan, pero que nadie ve. Es muy triste tener que decirle a alguien que, si no puede ayudar, no quiere o no sabe, lo mínimo que se puede pedir es que no estorbe y deje trabajar a los que si les importa el municipio.

 El intento del alcalde de Cangas del Narcea de frenar una Proposición no de Ley del Partido Popular que pretende facilitar el saneamiento de la cabaña ganadera de su Concejo, adecuándolo a los momentos que mejor vienen a los profesionales y no al Gobierno socialista de turno, es una prueba más de la falta de escrúpulos que tiene quien ha obtenido el peor resultado del PSOE en la historia de Cangas del Narcea. Si no quiere ayudar a que la administración y los servicios públicos sirvan a las personas, no lo haga y llévelo en su conciencia, pero al menos no moleste a los que si trabajamos por el Concejo, siendo primero Concejales y después miembros de un partido. Sea leal, si no por vergüenza, al menos si por la nómina de 2000 €, trabajando a tiempo parcial con catorce pagas, que mes a mes le ingresamos.

No es la primera vez que va en contra del interés de la gente del campo y me temo que de necesitarlo su partido no será la última. Si hoy no hay una rebaja de las tasas de limpieza de los transportes, permitiendo un ahorro de más de 2000 € a los sufridos ganaderos del municipio, es porque lo está frenando desde alcaldía poniendo trabas y obstáculos en forma de trámites que no tiene intención de cumplir. No moleste y permita que se mejore las condiciones de un sector económico vital para tantas familias y que genera riqueza para todos. No sea los palos que el PSOE nos pone en las ruedas.

Le pagamos por ser alcalde y en su lugar solo ha ejercido, como muy bien definió el Concejal de FORO Asturias, José María Álvarez Carro, de parachoques del Consejero. En estos meses de desgobierno, casi un año llevamos ya, Cangas del Narcea está sin gobierno que lo defienda y represente. Solo se ha votado en contra de propuestas de mejora (nunca a favor), se han subido tasas, pedido créditos para pagar sentencias de su socio de gobierno, paralizado obras y perdido subvenciones. Cada idea nueva que presentaba el Partido Popular, orientada a mejorar la calidad de vida de los cangueses, era y es, frenada por su equipo de gobierno. Cada crítica que se hacía a la administración regional, tras cada nuevo atropello en forma de recorte de servicios como el cierre de escuelas o el paulatino desmantelamiento del Hospital, era endulzada por la alcaldía o directamente silenciada. Ha estado tan ocupado ejerciendo de socialista con sueldo de los cangueses, que no ha tenido tiempo en casi un año para ejercer de alcalde.

Deje de ser el delegado de zona del PSOE y pase a ser quien propone, no quien obstruye. Si no sabe cómo se hace eso de ser leal a un pueblo y fiel a un cargo, o si no quiere o tiene miedo que su meteórica carrera se vea frenada en seco por discrepar con esos dictadores que tiene por jefes, abandone. Váyase a su casa a enviar cartas de amor a Javier Fernández o a rellenar carpetas con la foto del Presidente de Asturias, pero deje de estorbar. Deje de poner palos en las ruedas del Concejo porque bastante tenemos con una administración regional traicionera y alejada de las necesidades de la gente, para encima tener un vasallo con sueldo y tratamiento de alcalde.