Cuando apenas hace un mes de los primeros 100 días del desgobierno municipal del tripartito, el coste de mantener el pacto por la corrupción está en niveles intolerantes. Un auténtico artículo de lujo para nuestros bolsillos.

El pasado 13 de Octubre nos enteramos a través del BOPA (núm. 237 13-X-2015), que a los 200.000 € perdidos de obras públicas, por rencor hacia el anterior alcalde y gastados en intentar desacreditarlo sin conseguirlo; tenemos que sumar 152.000 € en concepto de torpeza política y de gestión negligente. Miles de euros que perdemos porque rechazan los dos proyectos que el Alcalde del PSOE presenta para obtener subvención del Plan “Actívate”. Ya no es solo que no sepan administrar lo que se les deja, ni que la única vez que se apuraron en hacer algo, fuera para subirse el sueldo en 50.000 anuales, 200.000 en cuatro años; lo grave es que además, cuando les toca conseguir recursos no son capaces de hacerlo, resultando perjudicados por su incapacidad y torpeza todos los cangueses.

subvención_actívateEl ayuntamiento se presentó al Plan “Actívate” destinado a parados de larga duración, mayores de 25 años, donde los seleccionados compaginarían empleo y actividades de formación encaminadas a obtener una capacitación profesional que les facilite la inserción laboral. Así al menos va a suceder en 39 ayuntamientos asturianos, que habiendo hecho las cosas bien, recibirán subvenciones que en Cangas nos tenemos que limitar a imaginar lo bien que deben estar. En Cangas, seguiremos esperando porque, por obra y gracia del equipo de gobierno, los dos proyectos presentados por nuestro consistorio no han alcanzado la puntuación mínima, que si hacemos caso a la convocatoria, era de 3 puntos.

Es triste, que quienes acaben pagando la desidia y un alcalde a tiempo parcial , cobrando como si dedicara todo su tiempo, acaben siendo los parados del concejo y sus familias. Vecinos que ven, como una y otra vez, no solo que no hay luz al final del túnel sino que tampoco hay perspectivas de que se ilumine. Un alcalde incapaz de participar en los proyectos que participa la inmensa mayoría de Concejos de la región. Nos hemos convertido en una minoría torpe, una excentricidad administrativa, donde hasta el proyecto más sencillo, se convierte en uno tan complejo como poner a un hombre en Marte (el resultado de ambos ha sido el mismo).

Solo han demostrado capacidad para deshacer todo lo hecho estos cuatro años. Han mostrado que disponen de una habilidad singular para paralizar obras ya encarriladas, por envidia y rencor;  modificar sin sentido todo lo que funciona, y salir a las 14:00 del despacho con la falsa creencia de un trabajo bien hecho y dejando todo patas arriba. Se creen, y no tengo ninguna duda de ello, que son lo mejor que le ha pasado a este concejo; y entre tanto deleite personal y tanto mirarse el ombligo, la gente está sin trabajo y sin perspectivas de lograrlo a corto plazo, el emprendedor sin ayudas para poder dárselo, el que necesita un nicho, esperando la ampliación del cementerio; los niños de Trones sin parque, las alcantarillas de Anselmo del Valle sin reparar y el Matadero, en un estado desconocido. Sin olvidar el resto de obras repartidas a lo ancho y largo del concejo, como por ejemplo Porley, y de las que a la hora de informar sobre su estado, se limita a hacer bromas de mal gusto en los plenos.

En resumidas cuentas, cuando el Ayuntamiento hace un proyecto tan mal, que no llega al mínimo que se requiere, no hablamos de que pierda el consistorio sino las  personas que podrían aprovecharse de este programa de inserción y formación. Solo 4 ayuntamientos se han quedado sin dinero como nosotros: Muros del Nalón, Castrillon, Ponga, y el que más me preocupa, Cangas del Narcea. Estamos en el selecto grupo de los torpes, de los que abandonan a su suerte a sus parados y de los que son tan incapaces, que hasta los programas hechos por su mismo partido les quedan grandes. Que cruz nos ha caído a los cangueses con este gobierno.